Entradas

MEDARDO ARIAS Navegando entre las letras

/
Medardo Arias Satizábal, nacido en la Isla de Buenaventura en…

Items de portfolio

Teresita y el sonido de la ciudad

Teresita es de Yolombó, como la marquesa, pero a diferencia de ella su camino de libertad y transformación lo ha creado en la ciudad. Quería ser trabajadora social, pero terminó siendo educadora; una que cambió las aulas de colegios y universidades por las galerías y las calles. Llegó a Medellín para estudiar y nunca se fue. Se convirtió en gestora cultural  cuando el término no había sido puesto aún en los programas académicos y lo llenó de sentido buscando oportunidades nuevas para espacios y artistas de la ciudad, que amaban lo que hacían pero necesitaban volverlo productivo.
Actriz y dramaturga de MedellínVinci Andrés Belalcázar Yabur

Soraya Trujillo: Los pliegues de la piel me los hace el centro

Como estudiosa del teatro decidió convertirse en la operadora de la escena, de su propia escena y es así como desde 1992 creó la Corporación Artística Imagineros de Medellín y manifiesta la importancia de este para la vida de cualquier ser humano “ El arte abre referentes, y la amplitud de referentes ayuda a vivir la vida ante las situaciones extremas como la enfermedad, la muerte. El arte de todas maneras moviliza sensaciones. Uno en el arte vive sensaciones que entiende y puede explicar, y que le da sentido. El arte es eso que ve y dice ‘ya entendí este sentimiento que tenía ahí y no lo podía explicar’”.
Jose Vecino

Elkin Obregón: la nostalgia del caminante

Aunque es un hombre mayor atribuye su encierro a un gusto por no salir,  a un desencanto en general por la ciudad y especialmente por su centro. Para Elkin este espacio perdió todo lo que lo hacía interesante, ahora permanece lleno de ruido, alejado de todo. La casa es su refugio en medio de un entorno que para él es desconocido. Como escritor, caricaturista e incluso traductor uno pensaría que es alguien que necesita estar en constante contacto con el mundo, por eso es difícil imaginarlo encerrado, pero él ha aprendido a moverse ahí y es la vida que le gusta, entre los libros, los pinceles, los colores y las películas.
Jose Vecino

Jorge Uribe: El guardián de la memoria

A él necesariamente hay que decirle Don, porque es como uno de esos caballeros antiguos, de voz calmada, atento, cabello blanco y trenzado, que ahora camina lento apoyado en un bastón. Es arquitecto de profesión, pintor y fotógrafo; vive en un piso del Parque Bolívar, entrar ahí es conocer el paraíso privado que construyó junto a su esposa, un universo con cielos azules, aves; una escena perfecta de un cuadro de Ethel donde él habita, testigo de sus sentimientos y guardián de su memoria.
Vinci Andrés Belalcázar Yabur

Jorge zapata: Los colores de la Medellín escondida

Para algunos el arte podría ser la interpretación de los sueños o los estados más elevados del alma y la consciencia, pero en la obra de Jorge uno se encuentra con el regalo del misterio que es la vida diaria; las historias de todos lados: de los travestis, los atracos, el interior de los inquilinatos. Su obra enamora porque llena de color y vida lo que normalmente no queremos ver, nos seduce con la parte más humana de una ciudad llena de contrastes, de dolor y de situaciones sin sentido.
Vinci Andrés Belalcázar Yabur

La Dany - La Reina del Parque Bolívar

La noche entra y el Parque Bolívar se inquieta, desespera; los escalones que rodean la estatua del libertador se llenan de gente; el mismo Palomo mira de reojo para ver si ya llegó La Dani. Una niña de sonrisa encendida, la niña más paisa del mundo, le grita con saña y felicidad: ¿Hasta qué horas pueshh? Y todos ríen mientras tratan de atisbarla en lo oscuro. Dany trae el teatro ‘al hombro’ y el mundo en la mirada. ¡DE MALAS! Le reponde, ¡SE AGUANTAN! y el parque es una sola carcajada.
Jose Vecino

Ramiro Tejada: hablar con los edificios, las palomas y uno mismo

Por la ventana del segundo piso sale una mano muy blanca y nos arroja las llaves de la casa, después Elkín nos diría que no sale de ahí más que para lo necesario, una explicación simple a ese gesto de confianza con unos extraños.
Vinci Andrés Belalcázar Yabur

Carlos Ciro Velásquez, las palabras

“Me muevo lo menos posible, evito alejarme de la zona y me gusta llegar rápido. Del centro me gusta el caos pero no el bullicio, me gusta la agitación pero no el calor, me gusta el anonimato que posibilita esa confluencia de gente. Aunque por todas partes hay gente conocida, hay más posibilidades de pasar como un desconocido cualquiera”.
Jose Vecino

Rafael - Artesano de los sueños

A Rafael lo encontramos en un taller que se esconde tras una puerta roja, rodeada de flores; queda en  los límites del centro, por el barrio El Perpetuo Socorro, y es  el lugar donde hasta hace poco funcionó el museo del juguete. Un proyecto que inició cuando encontró un carrito que había tenido en su infancia, y que se convirtió en el primer paso para darle  rienda suelta a su afición de coleccionista.